A Song of Ice and Fire [Élite]

Ir abajo

A Song of Ice and Fire [Élite]

Mensaje por Asoiaf el Lun Ago 13, 2012 8:49 am




 


 


A Song of Ice and Fire


 


 


Nombre:
A Song of Ice and Fire


 


Genero: Rol Narrativo


Administrador:





 


Url:
http://asongoficeandfire.foroactivo.com


Basado en: Saga literaria Canción de Hielo y Fuego y
serie Juego de Tronos


Tipo de afiliación deseada: Elite


Lugar en el que está el banner: 


http://asongoficeandfire.foroactivo.com/forum
Afiliados Élite


http://asongoficeandfire.foroactivo.com/t122-lista-de-afiliados-internos
Afiliados Normales


 


Ambientación


Han pasado años desde las guerras que asolaron el mapa de
Poniente y tras ellas llegaron mas guerras, hast que durante centenas de años
la gente ya solo supo recordar las batallas... Ahora, años mas tarde una nueva
esperanza parece estar surgiendo. Hay un nueo rey en Poniente, y las casas lo
aceptan, o es lo que parece. Algunos hablan de servidumbre, otros de poder o
religiones y hay quienes solo miran por el oro. ¿Quien serás tu Invitado?



 


 Botón:


href="http://asongoficeandfire.foroactivo.com"
target="_blank">


 


Código:
<a
href="http://asongoficeandfire.foroactivo.com"
target="_blank">[img(40,40)]http://illiweb.com/fa/pbucket.gif[/img]</a>


 


 


 


 





 


Nadie sabe como comenzó... Los documentos más
antiguos se perdieron, pero así es la guerra. Un día un señor entra en
conflicto con otro, estos mueren y sus hijos siguen el ejemplo por venganza, y
así, al cabo de varias generaciones, sus descendientes siguen la lucha, aunque
ninguno recuerda ya el por qué, ya no recuerdan los orígenes, no recuerdan
siquiera el nombre de aquellos que lo iniciaron...  Solo recuerdan el odio.


 


Se hablaba de Dragones que calcinaban ciudades enteras,
Krakens que hundían armadas por capricho, Lobos y Leones que arrasaban con todo
ser viviente... Y no era a las bestias a quiénes se temía, si no a los hombres
que las representaban. La guerra había consumido Poniente hasta las entrañas y
ya nadie recordaba como había comenzado. Las poblaciones humanas desaparecían a
centenas, hombres salvajes aprovechaban las circunstancias para expandir su
dominio y cuando todo parecía no poder ir peor... Aparecieron Ellos. Llegaron
como una plaga, como una epidemia... No les importaban los emblemas; lobos,
krakens, dragones... Para ellos solo eran carne. La guerra aún continuada,
parecía un mal insignificante. Los días de los 
Siete Reinos estaban contados.


 


Y entonces, apareció de la nada. Dicen que llegó como el
amanecer, inundando de una rojiza luz las montañas y los bosques, dicen que la
tierra temblaba bajo sus pies, que los hombres no se atrevían a pronunciar su
nombre... Corren muchas leyendas, pero la realidad es que llegó sin que nadie
le esperase, acompañado de un ejército Dorniense para socorrer al Norte en su
lucha... Y cuando aquellos seres, que ahora se les nombra salvajes más fieros
de lo normal, fueron repelidos por la gran superioridad numérica de aquel joven
caballero, el Norte se rindió a sus pies. Y así, con norte y sur bajo su
mandato, el Gran Señor de los dos grandes reinos, no tardó nada en someter a
todos y cada uno de los cinco reinos restantes. Al llegar al Dominio, sus
nobles e inteligentes gobernantes, postraron sus armas y aclamaron a su nuevo
rey. Aquel que había conseguido reunir bajo su manto el liderazgo de los seis
reinos que le rodeaban... El nuevo y único señor de los Siete Reinos.


 


Las revueltas cesaron, la paz, un regalo ya olvidado
regresó, los reinos aceptaron su lugar, y aunque aún varias regiones de
habitantes clamaban venganza por acciones ya olvidadas... O no tan lejanas,
todos respetaban la paz, pues sabían que el señor de poniente los vigilaba y
que su poder aunque desconocido, pues nadie sabe aún de donde salió, era
indiscutible. Y como último signo del inicio de una nueva era, el Rey de
Poniente eligió a un hombre de cada región, algunos antiguos reyes, otros
simples nobles, o meros bastardos, hombres con características destacables y
los situó como dirigentes de sus respectivos reinos. Siete antorchas que se
encargarían de ahuyentar la oscuridad allá donde estuvieran, las siete Llamas
de Poniente.


 


Y así, comenzó la Era de la Luz…

Asoiaf
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.