De compras bien acompañada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De compras bien acompañada

Mensaje por Kirinna el Vie Jun 01, 2012 3:58 am

El sol brillaba con fuerza el el cielo, cubierto sólo de vez en cuando por alguna nubecilla perdida típica de aquella época, y aunque aquel intenso sol era molesto a ojos de la joven Kitsune, difícilmente cualquier otro día podría ir mejor.

Se había levantado temprano, casi de madrugada como acostumbraba, se había bañado en un precioso y cristalino lago. Una vez arreglada y vestida, había ido a la ciudad y en apenas unos minutos había logrado trabajo como camarera en una cafetería en el centro de Mystic Falls, cerca del centro comercial, una zona muy transitada y un trabajo bien pagado pese al escaso esfuerzo que le suponía a la demonio; unas sonrisas por un lado, un poco de escote tomando el pedido de las mesas, un poco de vuelo extra en la falda del uniforme y toda una clientela feliz y pidiendo varios cafés nada más empezar el día.

Y por si eso no fuera suficiente, mientras trabajaba había conocido a dos encantos de chicos, y aunque ambos eran extranjeros, parecían llevar en aquella ciudad más que ella.
Por un error suyo una bebida casi entera se derramó encima del más joven, llamado Aleksand y por eso ahora, la joven Kitsune se encontraba paseando, cogida del brazo de dos apuestos hombres, en dirección al centro comercial, para comprar una camisa nueva a Aleks y de paso... mirar algunas cosillas para ella, con las que seguramente alegrar la vista de los chicos, a modo de disculpas.

-¿Tienes algún gusto en particular Aleksand? Lo digo para ahorrarnos las tiendas que sepas que no te gustan e ir directos al grano, es mejor que ver cosas que a uno no le gustan, al menos es como yo lo hago con la ropa... si en una tienda no tienen lo que a mi me gusta la ignoro y así disfruto más en las que hay cosas que me gustaría comprar- La chica tiró un poco más de los chicos hacia ella, para sentirlos más cerca, mientras sonreía picarona.
avatar
Kirinna

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Afueras de Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Gnusmer el Vie Jun 01, 2012 4:13 am

Era sin duda su día de suerte porque se encontraba bien pegado a una chica preciosa que le cogía del brazo. Cierto, tenía que compartirla con el otro, el rubiales que se pone ropa usada de otros pero a saber quién de los dos aguantará menos. Gnusmer no paraba de pensar que al término del día podría estar en su cama bien acompañadito. Quizás sea mejor entre sábanas que sirviendo mesas. El día iba bien, sin duda. Con el caminar, le rozó con el brazo un pecho, pero él se hacía el sueco, ¿o el alemán? Total, era ella la que estaba ofreciendo carne y me moría de hambre.

-A mi me gustan las tiendas de chicas, son más divertidas y placenteras para la vista -les guiñó un ojo verde coqueto, divertido.

Cualquier cosa por olvidar que iba a ver al rubiales semidesnudo. Si de esta salgo gay, más vale que empiece a usar uno de los cuchillos que llevo en el pantalón.
avatar
Gnusmer
Cazadores

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Aleksand Bright el Vie Jun 01, 2012 4:37 am

Panza llena corazón contento. Que bien que le quedaba esa frase en ese momento. El rubio sonreía amplio haciendo brillar sus dientes blancos en una sinfonía de color con su cabello. El sol le hacia irresistible al humano común y estaba bien al tanto de ello, sin embargo siempre preferiría el color de sus ojos bajo la luz de la luna.

Gnusmer había decidido al fin acompañarlos, le alegraba porque el otro alemán era digno de un buen espectáculo. Llevaban, bueno más bien al contrario. La chica camarera del Grill que respondía al nombre de Kirinna los llevaba del brazo a ambos. Su agarre, a pesar de ser fuerte , se sentía suave al tacto, como una madre cargando a su bebé. Sonrió para sus adentros ante tal dulce pensamiento y abrió su boca para contestarle la pregunta.

-De hecho...-Se había pasado todo el camino hasta el centro comercial hablando de colores, tipo de prendas y diseños que le gustaban. Podía denotarse a la legua su claro y decidido buen gusto respecto a ello, aunque quizás demasiado analizado para un chico de su edad -más bien para el genero masculino en sí. Si se lo analizaba mejor ello se debía a la meticulosa y estructurada forma de pensar del alemán quien prefería no llevarse sorpresa- Tranquila, os diré en que tienda no entrar. A menos que Gnusmer quiera ver algo - terminó de decir para luego sonreirle a la chica- Ten los ojos abiertos por si quieres algo, se vería mal que te vuelvas con las manos vacías.

La esencia de vida de sus dos nuevos compañeros lo tenían un tanto fuera de sí. Divertido y lleno de vida para variar entre tanto vampiro suelto








Love struck like a silver bolt:







avatar
Aleksand Bright
Cazadores

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 05/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Kirinna el Vie Jun 08, 2012 12:19 pm

Kirinna estaba reluciente. Los brazos de ambos chicos eran fuertes y viriles, le encantaba tenerlos a su alcance... y eso que los chicos no solían ser su atracción principal, pero tenerlos a su merced de aquella manera era algo que adoraba y no podía resisitir hacer al menos de vez en cuando.

Ambos chicos habían demostrado su interés en que Kirinna también fuera la que se probara algo de ropa por si encontraba algo que comprar... uno con un poco más de descaro que el otro, pero todo iba bien, según lo planeado. Pero aunque se moría de ganas por ir a mirarse ropa para ella, una promesa es una promesa y Kirinna odiaba romperlas, así que se concentró al máximo en encontrar una camisea o camiseta para Aleksand.

-Me encanta ir de compras, sobre todo si se trata de ropa... cuando veo una tienda que me gusta es como si un radar se me activara y ya no lo olvido, así que acabemos contigo Aleks iremos a por ropa para mí, ya he visto unas cuantas cosas interesantes... ¡Ah! -Exclamó mientras los arrastróa ambos, cambiando la dirección que llevaban hasta llegar a una tienda exclusivamente de trajes de caballero. Trajes negros, con corbatas, camisas blancas, pantalones con cinturón, chaquetas... esa era la debilidad de Kirinna contra los hombres. Adoraba los trajes.

-¿Habéis llevado uno alguna vez? Seguro que os quedan como anillo al dedo... aunque son carísimos... ¿Queréis probarlo al menos? aunque sólo sea para ver cómo quedan. ¡Venga! -Sin esperar su respuesta afirmativa o negativa, Kirinna los arrastró al interior de la tienda, donde empezó a mirar chaquetas arriba y abajo, con tremenda efusividad.

A los pocos segundos ya iba bien cargada, con todas las piezas de un traje en cada brazo. Para Gnusmer había elegido el traje negro junto con una camisa roja y corbata negra. Para Aleksand se decidió por un traje gris con camisa blanca y pajarita negra a juego.

-¡Vamos, probaroslo! ¡Quién sabe, a lo mejor os gusta! -Dijo finalmente poniendo los trajes en brazos de los chicos y empujándoles animadamente al interior de los probadores.
avatar
Kirinna

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Afueras de Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Gnusmer el Sáb Jun 09, 2012 12:19 am

Los tres por los brazos. ¡Espera! Esto lo había visto en algún sitio... claro. En la película El mago de Oz. Maldita sea, es como si nos viera desde fuera. Espero que no sea el marica del león que va dando saltitos y canta cursiladas. Me resigné. Seguro que Aleksand se lo pasaba genial. Estas tonterías parecían más de su edad. Nos llevó de escaparate en escaparate. Mirando las ofertas y los maniquíes. Hablaba sin parar, eso me aburría, las chicas guapas siempre tienen demasiadas palabras en su boca en vez de usarla para otra cosa. Después empezó a hablar de trajes. Ahora quería vestirme como a ¿Barney Stinson? Ni que yo me llevara una chica a mi apartamento cada día... ya me gustaría. Aunque bebo tanto como él. En esa serie siempre están bebiendo como borrachos. Suspiré hondo y resignado.

-Mira bonita, yo sólo me visto así para los funerales, espero que no tenga que ir al tuyo -Pero la chica, como todas las féminas, ignoran lo que dicen los hombres. Me empujó a la tienda y se perdió entre las barras de ropa. Al rato vino con dos trajes, uno para mí y otro para el colega empanado que le gustaba esto. Me crucé de brazos cuando ella me puso la selección en mi pecho. No tuve más remedio que cogerlo -. Me lo probaré si me das un beso a cambio -Pero me ignoró, como todas. Me empujó al probador de caballeros. Antes de entrar, miré a Aleksand con cara de pocos amigos -Ni se te ocurra mirar antes de tiempo -le guiñé un ojo seductor y corrí la cortina.

Me estaba descojonando en silencio. En fín, miré el pantalón, la chaqueta y la camisa roja. Debo admitir que la rubita tiene buen gusto. Me desnudé por completo, salvo los calzoncillos, no seas mal pensados. Me miré en el espejo. La ropa tapaba las cicatrices y mordiscos recientes que tenía en el pectoral, torso y muslos. Había una herida reciente que sangraba un poco. Saqué el vendaje y me lo cambié antes de ponerme la ropa. En pocos minutos salí, vestido. El traje me aumentaba años, seguro. El color me alegraba los ojos pero me hacía parecer buena persona, formal... yo era un descarado y dejé que mi mirada lo dijera por sí sola.
avatar
Gnusmer
Cazadores

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Aleksand Bright el Sáb Jun 09, 2012 4:51 am

Se la pasaba genial. La sonrisa de Kirinna era tan iluminadora y divertida como la suya propia. Su dueto en sí llamaba la atención, pero con aquél tercero era como aparecer gritando con un megáfono en medio del centro comercial. El paso de los chicos era firme y cronometrado, mientras que la albina convertía todo aquello en un baile exótico con el movimiento de sus caderas al andar. Todo un espectáculo digno de ver.

Kirinna estaba prestando principal atención a Aleksand, después de todo el objetivo original era conseguirle una camisa por lo sucedido en el Grill. Bastó un escaparate de trajes para que el plan se fuera por el tubo y tomar un rumbo diferente. El rubio se divertía, el otro alemán no tanto aunque no perdía oportunidad de insinuarsele a la chica. Un juego de tire y afloje era lo que mejor podía describir la situación del trío tan disparejo - Tu posiblemente seas el mayor Gnusmer, si hemos de ir a un funeral será el tuyo. Tengo el presentimiento de que Kirinna se asegurará de que te veas impecable en el cajón - bromeó a momento de que era empujado a la tienda sin opción a queja.

Tan rápido como habían entrado, la joven ya tenía trajes en sus brazos para cada uno de los alemanes. Los ojos de Aleksand se iluminaron ante tal exquisitez, estaba claro que él sí sabia lo que quería y que su gusto se adaptaba al de las señoritas. No pudo evitar reír ante el nuevo intento de Gnusmer, pero Aleksand tenía otro plan. Cuando el trío se acercó a los probadores, se agachó para tomar las prendas que Kirinna tenía en su brazos designadas para él. Con una sonrisa ,y un movimiento furtivo, le dio un beso en la mejilla como forma de agradecimiento seguido de un guiño de ojo triunfal a Gnusmer - ¿Estás diciendo que eres lento?-

Y riendo entró a cambiarse con una velocidad que dejaría con la boca abierta a más de uno. Estaba acostumbrado a actuar rápido, y eso significaba preparase velozmente para una cacería. El traje le calzaba perfecto, con el detalle en negro resaltando sus rasgos alemanes. Le gustaba mucho el gris porque a su forma era como un plateado sin brillo. Le sonrió de nuevo a Kirinna -¿Qué tal?-








Love struck like a silver bolt:







avatar
Aleksand Bright
Cazadores

Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 05/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Kirinna el Vie Sep 21, 2012 9:38 pm

Ambos chicos se cambiaron relativamente deprisa. Había acertado de lleno, aunque no le hacía falta verlos vestidos para saberlo, su gusto para la ropa era difícil de superar, adoraba la ropa, vestirse y vestir a otras personas, era su hobby más preciado. Sonrió a ambos jóvenes, mirándoles atentamente.

-Parece que el señor Gnusmer no se quiera a sí mismo, poniendo esa cara de asesino en serie cuando lleva el traje más bonito que se habrá puesto nunca… Deberías comprarte la camisa, te favorece- Y luego pasó a Aleksand, mirándolo fijamente, entrecerrando los ojos.

-Por tu parte deberías de comprártelo todo, el traje te sienta fenomenal… bueno, la pajarita no, te rejuvenece todo lo que te añade el traje, fuera- Dijo quitándosela de un suave tirón, como si el mero hecho de tocarla bastara para desatarla de sus nudos… era una experta en eso, sobretodo con los sujetadores… ahora recordaba ese día en que desabrochó los sujetadores de todas las mujeres de una plaza en Europa… cómo se rió.

-Si no tienes dinero suficiente te ayudaré a pagarlo, pero me niego a irme sin que te lleves al menos la camisa- Dijo cerrando el tema, mientras guiñaba un ojo a ambos coquetamente, enseñándoles el camino a la caja. No es que tuviese prisa alguna, pero se moría de ganas de empezar a provarse algunos conjuntos que había visto… y si se portaban bien a lo mejor los llevaba también a que la ayudasen con un nuevo conjunto de lencería… debería recordárselo por si se les había olvidado.

-Además, cuanto antes acabemos antes nos dedicaremos a buscarme ropita para mi- Dijo contoneandose hacia la caja, esperando que sus gestos y palabras hicieran su efecto sobre los alemanes.
avatar
Kirinna

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Afueras de Mystic Falls

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De compras bien acompañada

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.